jueves, 19 de marzo de 2009

UNAI EMERY... ¿DÓNDE TE METISTE?

Hoy hablo de uno de los entrenadores que más me gusta en la actualidad, el es Unai Emery.

Unai Emery Etxegoein nació en 1971 en la localidad vasca de Fuenterrabía (Guipuzcoa). Es nieto del pajarito Emery, mítico portero del Real Unión de Irún en los años 20 y 30, campeón en dos ocasiones de la Copa del Rey. El padre de Unai Emery fue también portero profesional y desarrolló su carrera en equipos como el Deportivo o el Recreativo y un tío suyo jugó en el Logroñés y Real Unión. Pero Unai no siguió la saga de guardametas que había instalada en la familia, el prefirió ser jugador ocupando la posición de centrocampista, aunque no tuvo mucho éxito a primer nivel. Su carrera como jugador se desarrolló entre la Segunda División y la Segunda B. Comenzó en las categorías inferiores de su equipo del alma, la Real Sociedad, llegando a debutar en Primera División en la temporada 1995/1996 de la mano de Salva Iriarte, campaña en la que logró un tanto con el conjunto vasco. Ante las escasas opciones decidió hacer la maleta en dirección a Castilla la Mancha, concretamente a Toledo, donde militaría durante cuatro campañas hasta el 2000, año en el que descendió el conjunto manchego de categoría. Por lo que Emery fichó por el Racing de Ferrol que acababa de ascender ese mismo año a la división de plata del fútbol español. En su etapa en tierras gallegas es cuando decide sacarse el carnet de entrenador. Posteriormente, jugó una temporada en el Leganés, y más tarde decidió volver a Segunda B, esta vez al Lorca Deportiva. Club en el que limita dos temporadas, a mitad de la segunda campaña su entrenador Quique Yagüe (un técnico al que le tengo buena consideración), fue destituido tras perder ante el Ceuta. El presidente del conjunto murciano no sabía muy bien a quién ofrecer el cargo de entrenador, pero tenía constancia de que Unai había sacado la licencia de de entrenador y que el de Fuenterrabía llevaba varios meses lesionado gravemente de la rodillas, es cuando le ofrece un puesto como primer entrenador. El jugador que llevaba una mala temporada y que ya contaba con 33 años en sus espaldas ni se lo pensó, colgó las botas y se puso manos a la obra. Desde el primer momento se vio que era un técnico diferente al resto, que alegraba ver a su equipo. Lo hizo tan bien, que el equipo lorquino ascendió en esa temporada 2004/2005 a Primera División, y en la entidad del Francisco Artés Carrasco se preparó por todo lo alto la subida de categoría. El director deportivo por aquel entonces, Pedro Reverte, fichó a jugadores interesantes como Alex Alves, Álvaro Jurado, Facundo Sava, Fernando Vega… y junto a los Ramos, Iñaki Bea, Perona, Huegún, Castellanos y demás conformaron un equipo que daba muy buena espina. Este buen acierto a la hora de los fichajes y el buen hacer en el banquillo por parte de Emery provocó que el conjunto blanquiazul luchara hasta el último momento por el ascenso a Primera División, pero finalmente entre los famosos maletines que utilizó el Levante y la derrota frente al Lleida, y el empate en el Ciutat de Valencia hicieron que el sueño del ascenso se esfumara, acabando en quinta posición. Siempre quedará en mi recuerdo ese gran equipo, ese gran staff técnico, ese gran trabajo… Labor que le valió a Emery para fichar por un mejor equipo en la temporada venidera, ese conjunto era el Almería, cuyo presidente Alfonso García echó el resto por el preparador guipuzcoano. El máximo mandatario almeriense no fallo en la elección y ese año logro el ascenso a Primera División de la mano de Unai Emery, que de nuevo contó con un plantel exquisito formado por los Acasiete, Corona, Soriano, Mané, Míchel, Larrea, Valerio…

A la temporada siguiente fue contratado el gran ojeador Alberto Benito como director deportivo, procedente del Cádiz, hizo posible la llegada de gente como Negredo, Felipe Melo, Cobeño, Pulido… y de nuevo Emery triunfó llegando a colocar al conjunto andaluz en la octava posición tras no disfrutar la ciudad de Almería de fútbol de primera en varias décadas.

Una vez más el entrenador había triunfado y era seguido por varios equipos importantes de la geografía española, entre los que se encontraba el Valencia, que finalmente se hizo con sus servicios el pasado verano tras una pésima temporada del equipo de la ciudad del Turia.

Y ahora es en lo que quiero profundizar… ¿Porqué Emery fichó por el Valencia? La respuesta fácil es por dinero, o porque el Valencia tiene más nombre. Pero yo pensaba que Unai iba a ser más inteligente, y se quedaría en el estadio de los Juegos del Mediterráneo, marcando una época en Almería, pero no fue así. Y eso que dudó; dudaba una y otra vez su marcha a la costa levantina. Y cuando entra la duda es por algo importante. Se hablaba por aquel entonces de cambios en la presidencia de la entidad che. Pero el de Fuenterrabía aceptó un nuevo reto junto a su segundo Juan Carlos Carcedo, otro fenómeno. Pretendía que el Valencia volviera al primer nivel tras un décimo puesto en la campaña anterior.

Actualmente vemos que muy posiblemente se haya confundido: el Valencia es octavo con 40 puntos, mientras que el Almería, con un presupuesto muy inferior y un cambio de entrenador incluido, es decimotercero con apenas nueve puntos menos. ¿Qué hubiera pasado si Unai hubiera seguido en Almería junto al gran proyecto de Alberto Benito, que sigue contratando jóvenes promesas como Piatti, Guilherme, Diego Alves, Michel Macedo, Chico…? La respuesta es difícil pero seguro que el Almería ocuparía hoy puestos Uefa al menos, y no lo dudo. Si el actual Málaga y el actual Deportivo luchan por puestos europeos, el Almería con Emery seguro que estaría en esa pelea.

No entiendo como Emery entró en un equipo tan apático, desorganizado, arrogante como el Valencia, en el que el equipo solo tiene un nombre que es David Villa. Y eso se certifica demostrando que el Valencia sin Villa no gana partidos, casos de Numancia, Recreativo…

Aprovechando que el conjunto valencia cumple 90 años de Historia quería hacer una crítica a la plantilla che de este momento, y a la directiva actual y pasada, donde J. Soler hizo el auténtico ridículo pagando cantidades desorbitadas por jugadores de un nivel medio, lo que ha provocado que la entidad de Mestalla se encuentre en crisis y ya está demorando los pagos a sus trabajadores.

Respecto a la plantilla y aprovechando que ya están saliendo listas sobre posibles bajas, solamente quería comentar las bajas que haría yo para la próxima temporada que son las siguientes:

Como porteros vendería tanto a Renan, un portero de escasa confianza aunque en un caso extremo me lo quedaría por su juventud; César, guardameta que al que le ha pasado su mejor época; y solamente me quedaría con Guaita, como arquero de la cantera, siendo el tercer portero.

En la defensa mis bajas serían: Curro Torres, que acaba contrato; Miguel, que sigue sin implicarse; Marchena, la afición está cansado de él; Del Horno, ya no parece un jugador de fútbol; E. Moretti, debe marcharse ya a Italia; y Raúl Albiol, por el que se puede sacar mucho dinero además de poder ser reemplazado sin muchos problemas.

En el centro del campo, deben abandonar el club los veteranos Albelda, Angulo y Baraja, los intermitentes Hugo Viana y Edu, y dos jugadores con los que se podría hacer caja como Joaquín y Silva.

En la delantera saldrían Morientes y Villa. El primero porque ha perdido gran parte de sus facultades, y el segundo porque su venta sería la salvación económica del club.

Por lo que de la actual plantilla solo quedarían: Guaita, Alexis, T. Carletto, Maduro, Manuel Fernandes, Pablo Hernández, Vicente y Mata.

Entre los cedidos, volverían a Mestalla: Zigic, David Navarro, Aarón, Carlos Bellvís, Miku, y Jordi Alba. Quedando fuera Banega, Butelle, Sunny Sunday, Nacho González, Montoro y Lillo.

Ascendería del Valencia Mestalla el delantero Míchel, quizás uno de los pocos de nivel del filial junto a Ximo Navarro, Pita, Calderón, Iago y P. Toledo. Y además, hay que contar que el defensa central Dealbert (Castellón) ya está fichado.

De esta manera se podrían fichar dos porteros de primer nivel (o uno en el caso de si Renan se queda), al igual que dos laterales diestros, un central, una pareja de medios centros y un dúo atacante. El club reforzaría sus arcas y el proyecto sería ilusionante.

Este equipo necesita savia nueva, no ver todos los domingos a los mismos jugadores de hace cinco temporadas, ni otros que no sienten los colores. Por ejemplo ya se empieza a hablar de gente como Diego Biseswar (Feyenoord). Nuevos proyecto, comenzando de cero, y aprovechar que se cuenta con un gran entrenador como Emery es la base de que el Valencia vuelva a triunfar.

Pero si yo hubiera sido Emery me hubiera quedado en Almería.

LA PIZARRA DE LUIS EN DESDE LA BANDA: Ver entrevista

Contacto

Para cualquier consulta envíen un correo a: luisrodriguez-crack13@hotmail.com o lapizarradeluis@gmail.com

Follow by Email

Blog en Deporte8.com

Archivo

Blogosfera

Etiquetas

Seguidores

 

La Pizarra de Luis. El fútbol nacional e internacional por Luis Rodríguez del Teso. © Copyright 2009. Todos los derechos reservados.